Editorial

Sección: 
EDITORIAL
Traductores: 
Pagina final: 
5
pinchar aqui para descargar pdf


Recomendamos la lectura de este artículo en formato pdf, respetando su maquetado original.
Para ello pinche en la imagen de la primera página que aparece arriba.
Para facilitar su difusión, proporcionamos también la versión del artículo en html y texto, pero tenemos que advertirle que su extracción ha sido realizada por herramientas automáticas y puede que no conserve completamente la composición original.

Enlace al artículo en html (en nueva ventana):  Editorial
Texto plano (desmaquetado) del artículo :  Mostrar el texto plano (segunda vez esconde)

Editorial

E

ste será uno de los números más extraños
de El Escéptico. La catástrofe del coronavirus hace que buena parte de nosotros
llevemos semanas confinados en casa, y
esto ha afectado a la fecha de distribución.
Esperemos que nuestros lectores sepan disculparnos, porque la situación nos tiene a todos descolocados.
En lo que al pensamiento crítico se refiere, algunos, pecando de optimismo, veíamos al principio
que se guardaban las formas, y apenas oíamos algún disparate; parece que con el susto de los primeros días nadie se atrevía. Pero pronto empezó cada
quien a arrimar el ascua a su sardina, por ejemplo
echándole la culpa a su villano favorito: Donald
Trump a los chinos y los chinos a Trump, como resultado de experimentos de laboratorio; los antiantenas
(aliados con terraplanistas, antivacunas y partidarios
de la nueva medicina germánica) a la telefonía 5G,
mediante la cual se activaría el ARN artificial que
contiene el virus, para saber qué oscuros fines...
mejor no seguimos, y eso por no citar los alocados
remedios que se sacan algunos de la manga.
Al menos, los medios están bastante más concienciados que antes; los gobiernos también y, aunque el Plan español contra las pseudoterapias no se
termina de desarrollar, los conspiranoicos y pseudoterapeutas, salvo excepciones como el mencionado Trump, van quedando relegados a las redes
sociales, donde incluso empiezan a ver cerrados sus
canales de desinformación, que vuelven a abrir rápidamente con otro nombre. Y dada la propensión
humana a aprender a golpes, esperemos que esta
experiencia sirva para hacer ver la importancia del
comentado plan. Porque, no nos cansamos de repetir, las pseudociencias matan.
Pero vamos ya con el contenido de este número:
su dossier está dedicado a la pseudohistoria. No solo
para criticar el recurso a alienígenas ancestrales que
expliquen el desarrollo de cualquier civilización que
no fuese la grecolatina, como nos cuenta Mara Castillo para el Egipto faraónico; sino sobre todo para
hacer ver lo peligrosos que resultan los bulos y la
utilización interesada de la historia para todo tipo de
fines. Nuestra directora ejecutiva, Antonia de Oñate,
nos mostrará que dicha manipulación existe desde
que alguien se dedicó a contar cómo eran las cosas

antaño, con mención especial para nuestro país y el
asunto de la «limpieza de sangre».
No se tratará aquí del franquismo y su revisionismo tan de moda, del que ya hay mucho escrito
y poco podríamos aportar; pero sí de cierto nacionalismo, igualmente revisionista, en un interesante
artículo de Vicent Baydal, con una crítica feroz a la
pseudohistoria apoyada con dinero público, aperitivo
de un reciente libro coordinado por él* y dedicado al
caso concreto catalán, pero quizá extensible a muchos otros.
Y tampoco faltarán aquí los nazis y sus leyendas
asociadas. Fernando J. Soto Roland achaca el caso
de la Argentina, como supuesto refugio masivo de
gerifaltes nazis fugados, a lo que se podría llamar
un antinacionalismo, un autocastigo de sus compatriotas.
Otro asunto del que lamentablemente nos tenemos que hacer eco es el de la muerte de Mario Bunge el pasado febrero. Lo hacemos a través de dos
textos que se quedaron sin publicar en el homenaje
del pasado número 53. Pero tampoco lo elevaremos
a la categoría de mito, pues nadie es perfecto; uno
de sus defectos, como nos señala Alejandro Borgo,
es que no le gustaban los Beatles.
Incluimos un interesante artículo de F. J. López
Cantos acerca de los fraudes en ciencia, asunto de
enjundia suficiente como para intentar hacer de él
una sección con cierta continuidad. A ver si lo conseguimos.
Y por último, nuestras secciones habituales. Se
echará en falta «Hace 25 años...» (volverá), y «Primer contacto», debido a la suspensión de eventos,
ha quedado más reducida que de costumbre. Visitaremos también el escepticismo brasileño, y «De oca
a oca» se ocupa de las pseudociencias climáticas.
Menciona un concepto, el de cisne verde, que bien
se puede aplicar a la pandemia del coronavirus: un
acontecimiento posible aunque muy poco probable,
y cuyas repercusiones son enormes. También incluimos nuestra habitual sección filatélica y unas recomendaciones de lectura.
Esperemos que para el próximo número, como se
dice ahora, nos hayamos adaptado a la nueva normalidad.
Juan A. Rodríguez

* Baydal, V. i Palomo, C. (Cooords., 2020) Pseudohistòria contra
Catalunya. De l’espanyolisme a la Nova Història. Ed. Eumo. 464 p.

Primavera 2020

5 el escéptico

Coordinador: 
RODRíGUEZ JUAN A.
Página inicial: 
5