Medicina

Manifiesto en contra de la difusión de pseudoterapias sin aval científico de la APETP

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP) ha publicado un manifiesto contra la difusión de pseudoterapias sin aval científico, iniciativa a la que se puede adherir en el siguiente enlace:

https://www.change.org/p/las-autoridades-pol%C3%ADticas-y-sanitarias-de-espa%C3%B1a-comunidades-aut%C3%B3nomas-y-ayuntamientos-manifiesto-en-contra-de-la-difusi%C3%B3n-de-pseudoterapias-sin-aval-cient%C3%ADfico?recruiter=6639671&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink

Esta asociación intenta proteger al enfermo de la multitud de terapias pseudocientíficas que pueden perjudicarle, ya sea por abandono de un tratamiento avalado científicamente, por dañar su salud o por pagar cantidades de dinero sustanciales por falsas terapias que no pueden ofrecerle una curación real. Más información en http://www.apetp.com/

*****************************

Carta al alcalde de Algeciras en relación a una charla sobre "frecuencias de energía"

Excelentísimo Sr. José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras

 

Me dirijo a usted en nombre de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para el impulso del desarrollo de la ciencia, del pensamiento crítico, de la razón, del laicismo y de la investigación crítica de las afirmaciones pseudocientíficas y paranormales.

 

Desde la fundación de nuestra asociación hemos trabajado para evitar que se asentaran en nuestra sociedad ideas basadas en nociones anticientíficas, así como, a nivel político, hemos tratado -desde la independencia y en la medida de nuestras posibilidades- de que las mismas no se infiltraran en la normativa legal o reglamentaria, dada la merma que supone habitualmente en la calidad de vida de las personas el actuar en base a teorías no basadas en el conocimiento demostrado.

 

Un especial nivel de preocupación siempre lo ha sido para nuestra asociación el que desde instancias públicas, y aún privadas, se dé apoyo de alguna manera -o espacio para promocionarse- a afirmaciones sobre temas relacionados con la salud -o a terapias- que no están basadas en investigaciones científicas que hayan demostrado su eficacia, y de las que a menudo no hay ni tan sólo un control de los riesgos reales directos o indirectos que pueden llegar a ocasionar a las personas que las siguen.

 

En esta ocasión en particular nos permitimos escribirle en relación a la conferencia que se va a realizar el 20 de noviembre en el Centro Documental "Jose Luis Cano" a cargo del médico Sr. Justo Sansalvador presentado su nuevo libro "Origen. Frecuencias de energía. Desprogramando nuestro disco duro"1.

 

Tras ver su contenido y algunas referencias al mismo, escritas incluso por el propio autor como la siguiente: "(...) No lean este libro si piensan que el cuerpo humano es solo carne, física, material y tocable, no habiendo nada más. Pero si piensan que, como todo en el universo material, se esconden vibraciones de energía sustentando todo aquello que vemos, entonces abran la mente y permitan que les hable con otros pensamientos y enfoques. Quizás pueda ser un nuevo punto de partida en el entendimiento de la salud y la enfermedad (...)" y tras conocer su obra anterior "Frecuencias de energía. La única medicina", debemos expresarle que no nos parece apropiado que se dé un espacio desde una administración pública al pensamiento mágico (aunque se revista de palabras que parecen científicas) relacionado con la salud o a ciertas pseudoterapias o prácticas cuya eficacia en beneficio de la salud no haya sido demostrada de forma alguna.

 

La aplicación que el Sr. Sansalvador pretende dar al concepto de frecuencias de energía no posee ningún sentido físico ni médico, y contradice el conocimiento actual adquirido durante años de investigación de la medicina real, sin ofrecer ningún experimento reproducible que permita validar sus afirmaciones.

 

No existe ninguna prueba científica sobre ninguna de las terapias que el doctor Justo Sansalvador pretende exponer, como tampoco de otras que él defiende y practica, como la llamada medicina tradicional china, ni la acupuntura, ni la moxibustión, las cuales no poseen ningún respaldo ni aval por la comunidad científica internacional. La energía denominada Qui nunca ha sido medida por ningún instrumento real.

 

Ruego, por tanto, dada la responsabilidad de todas las administraciones de velar por la protección de la salud de los ciudadanos, que se retire cualquier apoyo institucional del Ayuntamiento a la citada conferencia.

 

​​Un cordial saludo,

 

 

 

Páginas